LONGUS 2010

Variedad: Merlot, Syrah, Cabernet Sauvignon
Denominación de origen: D.O.P. Cariñena
Tipo de vino: Vino tinto con 18 meses de barrica, cosecha 2010
GRADO ALCOHOLICO: 14,00% vol.

Enóloga Silvia Tomé

Silvia Tomé
Nota de cata:

Color rojo picota intenso y brillante, con reflejos púrpuras. En nariz es potente, con intensos aromas a fruta rojas y negras en confitura (moras, frambuesas, arándanos) que evolucionan hacia notas balsámicas, especiadas (pimienta, clavo) y minerales, con un fondo de notas tostadas (café, cacao), vainilla y lácteos . En boca es carnoso, goloso, sedoso, con taninos potentes pero maduros, una equilibrada acidez, voluminoso y muy persistente. Un gran vino, complejo y elegante.

EL VIÑEDO:

Las viñas se encuentran situadas en un pago único al lado de la bodega, a una altitud de 550 metros. El suelo está formado por guijarros de depósitos aluviales y de cascajo. Son suelos pedregosos, que dan producciones reducidas, racimos con uvas más pequeñas y concentradas y de mayor intensidad aromática.

LA VENDIMIA:

La determinación del momento óptimo de la vendimia se lleva a cabo a través de controles periódicos de madurez de cada parcela.
La vendimia de la uva se realiza de forma manual en cajas de 15 kgs.

LA ELABORACION:

Elaborado con uvas procedentes de una selección de los mejores terruños de nuestro viñedo. La uva seleccionada en bodega y despalillada se encuba en tinas de roble francés, donde se somete a una maceración pre-fermentativa en frío durante 5 días. La fermentación alcohólica se desarrolla con levaduras autóctonas a temperatura controlada. Al terminar la fermentación, se descuba y se prensa con una prensa vertical hidráulica de cubillo de madera para realizar posteriormente la fermentación maloláctica. El embotellado de este vino se ha llevado a cabo sin filtración previa, habiendo permanecido un total de 18 meses en barrica nueva de roble francés Allier. Producción limitada de 11.974 botellas.

LA AÑADA 2010:

La primavera fue bastante lluviosa y algo más fría que otros años. La floración se produjo a primeros de junio con tiempo caluroso y seco lo que llevó a un buen cuajado de la flor. Durante el verano la sequía redujo la cosecha, pero las temperaturas no excesivamente elevadas, condujeron a que enológicamente se alcanzaran los parámetros para elaborar una buena cosecha.