DOMINIO DE LONGAZ CRIANZA 2010

Variedad: Merlot, Syrah, Cabernet Sauvignon
Denominación de origen: D.O.P. Cariñena
Tipo de vino: Vino tinto crianza cosecha 2010
GRADO ALCOHOLICO: 14,00% vol.

Enóloga Silvia Tomé

Silvia Tomé
Nota de cata:

Color rojo picota intenso, con ribete cardenalicio. Nariz intensa con predominio de fruta negra (ciruela, mora), con toques especiados (clavo, pimienta), recuerdos minerales y torrefactos. En boca tiene una buena acidez, es sabroso, carnoso, con notable estructura y taninos dulces. Final de gran persistencia, con recuerdos a regaliz y fruta. Equilibrado y elegante.

EL VIÑEDO:

Las viñas se encuentran situadas en un pago único al lado de la bodega, a una altitud de 550 metros. El suelo está formado por guijarros de depósitos aluviales y de cascajo. Son suelos pedregosos, que dan producciones reducidas, racimos con uvas más pequeñas y concentradas y de mayor intensidad aromática.

LA VENDIMIA:

La determinación del momento óptimo de la vendimia se lleva a cabo a través de controles periódicos de madurez de cada parcela.
La vendimia de la uva se realiza de forma mecánica durante la noche, cuando las temperaturas son más suaves, se reduce su oxidación y se consigue así, mantener intacto todo su potencial organoléptico. El resultado de esta vendimia a baja temperatura, son vinos más complejos y afrutados.

LA ELABORACION:

Elaborado con uvas procedentes de una selección de los mejores terruños de nuestro viñedo. La uva seleccionada en bodega y despalillada se encuba en depósitos de acero inoxidable donde se somete a una maceración pre-fermentativa en frío durante 5 días. La fermentación alcohólica se desarrolla con levaduras autóctonas a temperatura controlada. Al terminar la fermentación, se descuba y se prensa con una prensa vertical hidráulica de cubillo de madera para realizar posteriormente la fermentación maloláctica. El embotellado de este vino se ha llevado a cabo sin filtración previa, habiendo permanecido un total de 12 meses en barrica nueva de roble francés Allier.

LA AÑADA 2010:

La primavera fue bastante lluviosa y algo más fría que otros años. La floración se produjo a primeros de junio con tiempo caluroso y seco lo que llevó a un buen cuajado de la flor. Durante el verano la sequía redujo la cosecha, pero las temperaturas no excesivamente elevadas, condujeron a que enológicamente se alcanzaran los parámetros para elaborar una buena cosecha.